Servicio de lavado en agua

lavanderia lavado agua

El lavado en agua es una forma de limpieza de los tejidos que utiliza pequeñas cantidades de agua y de detergentes para lavar las prendas. Tradicionalmente, el sistema de lavado más conocido de las tintorerías y las lavanderías profesionales es el lavado en seco, pero en los últimos años ha comenzado a imponerse este otro sistema mucho más respetuoso con el medio ambiente. Las restricciones al uso de productos químicos, el elevado coste de estos y la necesidad de reducir la contaminación han hecho que las lavanderías apuesten por el lavado con agua, que puede realizarse con detergentes y suavizantes mucho menos agresivos para el medio. Además, la alta eficiencia de los equipos de lavado hace que no sea necesaria una gran cantidad de agua, por lo que tampoco se derrocha ni se contamina en este sentido.

El sistema de lavado en seco sigue un proceso similar al de las lavadoras domésticas, pero con algunas diferencias importantes. Las lavadoras que se utilizan no realizan un movimiento contundente de la ropa, por lo que también pueden lavarse prendas delicadas. Además, se previene que las ropas encojan lavándolas primero a bajas temperaturas y con agentes especiales. A continuación se lavan en agua caliente y por último la ropa se seca rápidamente a alta temperatura. De esta forma, las fibras no encogen aunque sean lavadas en agua. Otra diferencia es el lavado de la lana, que puede resultar dañada cuando se lava en una lavadora doméstica. En el lavado en agua profesional se utilizan detergentes especiales que previenen que las fibras de la lana puedan hincharse. De esta forma, se evita que se hinchen y se deformen.

Otra de las ventajas del lavado en agua profesional es que puede adaptarse a diferentes tipos de prendas, de ahí la importancia de clasificarlas nada más llegar a la lavandería. Dependiendo del tejido concreto de que se trate, el ordenador ajusta aspectos como el tipo y cantidad de detergente o el tiempo de lavado. De esta forma, se garantiza al máximo el cuidado de las prendas, incluso de las que tienen tejidos más delicados.

¿En qué consiste el proceso?

El proceso del wetcleanes parecido al de las lavadoras que se tienen usualmente en los hogares pero con ciertas diferencias marcadas. Las lavadoras de este tipo de lavado no hacen un movimiento de la ropa significativo, esto permite que prendas delicadas puedan lavarse con este sistema, también se evita que las telas se encojan lavándolas primero a bajas temperaturas y usando productos especiales.

Luego, las prendas se lavan en agua caliente y por último se hace un proceso de secado a alta temperatura. De esta forma, las telas no encogen aunque sean lavadas en agua.

Por ejemplo, el lavado de la lana si se realiza en una lavadora convencional doméstica es muy probable que se arruinen los tejidos, sin embargo, en un proceso de wetclean se usan cierto tipo de detergente que evita que se hinchen las fibras de la lana y se deforme.

El wetcleanes muy versátil en cuanto a la adaptación de los tipos de tela, para cada uno de ellos se hace un ajuste del tipo y la cantidad de detergente y de esta manera es posible garantizar el cuidado de cada pieza.

Los peligros del lavado en seco

El lavado en seco genera residuos que son altamente contaminantes y no limpia como lo hace el agua, además en cuestiones energéticas puede decirse que es ineficiente y agresivo al medio ambiente.

Es una técnica que se considera obsoleta debido al gran desperdicio de agua, de electricidad y el uso de PERC (percloroetileno) el cual es potencialmente cancerígeno, incluso en algunos países de la Unión Europea está prohibido su uso por ser un compuesto orgánico volátil y ser altamente peligroso para la salud y para el medio ambiente.

Se espera que en un mediano plazo desaparezca el uso del lavado en seco totalmente para ser reemplazado con el lavado en agua, estos hechos han llevado a los fabricantes de lavadoras a desarrollar equipos para lavar la ropa de esta manera. Se estima que para el año 2023 ya no se trabaje más con esta sustancia química.

Beneficios del lavado en agua

El lavado en agua solamente utiliza agua y detergentes que son totalmente biodegradables lo cual hace que tenga un impacto ambiental mínimo.

Algunas de las ventajas de este nuevo sistema de lavado son que es más económico que el tradicional lavado en seco, también es de mayor calidad ya que los colores de la ropa quedan más brillantes, la ropa tiene un aroma a suavizante en vez de a químico y lo más importante es que no tiene residuos.

NEWS LETTER
Apúntate y te enviaremos las mejores ofertas para ahorrar
NUESTROS CLIENTES
+34 626 22 64 79

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.